Comida

Come en la ‘playa’, sin salir de Querétaro

El paisaje es una belleza natural. Frente a ti, se extiende una larga alfombra acuática. Te parecerá estar en la playa. Se trata de la presa ‘Santa Catarina’, en donde se realiza cotidianamente la pesca, con el fin de que pruebes mojarras fritas y carpas en el restaurante Mariscos Mori.

La mojarra frita es el punto final de un viaje exprés a la comunidad de Corea, en Querétaro. Pequeños comerciantes ofertan el pescado diariamente a lo largo de una callecita que da a esta presa.

A menos de 30 minutos del Centro, tomando la autopista federal México-San Luis Potosí, vas a encontrar (a tu izquierda) esta comunidad, misma que ha puesto su atención en la mira gastronómica.

Congregados bajo la Cooperativa Enrique Burgos García, 11 pequeños comerciantes se colocan todos los días en un camino de terracería para ofrecer la pesca que se produjo durante la mañana. Desde las 9 de la mañana comienza la venta. Un día ‘bueno’ vende hasta 20 kilos de mojarra o carpa.

Todo te lo explica minuciosamente don ‘Antena’, un carismático hombre que ronda los 65 años, quien luce sonriente al platicar.

Estamos frente a Mariscos Mori, otro de los comerciantes de la Cooperativa, cuyas panorámicas de su restaurante frente a la presa, son un auténtico espectáculo.

También existen los paseos en lancha. Cuesta 35 pesos por persona y viajas a lo largo y ancho de la presa. En promedio, el recorrido dura cerca de 20 minutos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button