Revista

Diario de Querétaro: 60 años de historias

Por Luis Gabriel Osejo
Fotos: Juan Espinoza Águila

El director del Diario de Querétaro, Mario León Leyva, habla de los 60 años de ese periódico, de los políticos, del poder de sus antecesores y de los tres gobernadores queretanos que le ha tocado cubrir.

La noticia que cree que más impactó a los queretanos, fue ver a los zapatistas (Ejército Zapatista de Liberación nacional) en nuestras calles, en un bastión panista en 1998; y la cobertura que piensa es histórica, fue la que tuvieron que llevar a cabo en los peores momentos de la pandemia por Covid. 

No aspira a llenar los zapatos de nadie. Habla del maestro J. Guadalupe Ramírez Álvarez, fundador del Amanecer que después se convertiría después en el Diario ‘ese lugar nadie podrá llenarlo, es un santón de la historia queretana, independientemente de su obra, su propia personalidad, su historia es algo muy especial, es un gran legado y una gran responsabilidad sentarte en el lugar donde él se sentó o Luis Amieva o Sergio Venegas o González Natal, mucha gente que estuvo a cargo. O Rogelio Garfias’.

Es Mario León Leyva. De la ciudad de México; 48 años de edad que, desde el 20 de febrero del 2010, es el director del Diario de Querétaro. 

Y en sus oficinas, la bautizada ‘Fortaleza de la Información’ nos recibe para platicar de lo que espera sean los primeros 60 años del diario.

Considera que el éxito del diario se debe a la ‘hiperlocalidad’, es decir, a que la gente se ha venido informando a través de ellos de lo que pasa en Querétaro, sin olvidar lo que ocurre en todo el país o en todo el mundo.

Reconoce, a propuesta del autor de esta nota, que el Diario de Querétaro es una marca de Querétaro, como Conín o los Arcos. 

Y dice que el internet les ha traído nuevos lectores que antes no tenían cuando nada más eran un diario impreso; y presume que los leen en otros continentes gracias a la era digital.

Por supuesto no podía dejar de preguntarle sobre el gran poder que tenían sus antecesores, sobre todo en la década de los ochentas, noventas.

-Eran otros tiempos. He escuchado muchas versiones de que tenían mucha cercanía con el gobernador en turno.

Le digo que me han contado, resalto: Me han contado que las primeras planas las palomeaban en las oficinas de gobierno, se ríe. También lo ha escuchado, pero nada más, no le consta. No tengo esos datos, me dice risueño.

También le recuerdo la versión, leyenda o historia, de que el gobernador en turno juega un papel importante en el periodo de los directores. Me dice que a él solo le ha constado que su antecesor, Sergio Arturo Venegas, se fue no por problemas con el gobernador José Calzada, sino porque ya estaba planeado así. 

Pragmático, científico como debe ser todo periodista apela a un principio fundamental: “Solo digo y publico lo que me consta”.

Ya entrados en el tema del poder y el periodismo, Mario, de aspecto juvenil apenas menguado por algunos mechones de canas en su cabello, habla de Pepe Calzada, de Pancho Domínguez y de Mauricio Kuri.

Del primero y del tercero dicen que se parecen porque les gusta estar cerca de la gente. Pancho era así, pero cambió muy rápido, me dice.

Y recuerda el día que Pancho, siendo presidente municipal de Querétaro, lo acusó de ser un chayotero. Y claro que hablamos del chayote, la verdura con la que se identifica el dinero que un político entrega ‘por debajo de la mesa’ a un periodista para que hable bien de él.

No, acá no es tema de ‘chayote’, dice Mario. Somos una empresa que vende publicidad entre otros a los gobiernos. Escribimos con libertad y con objetividad. No hay línea, me dice.

  • Te imagino -le digo- como un trapecista, en la cuerda floja con una gran responsabilidad que inclusive puede ocasionar su caída. ¿Lo sabes? Si le molestas a alguien y ese alguien cree que tiene el poder para pedir tu salida.

Sí lo sabe. Le queda muy claro. Pero también sabe que los puestos no son eternos y que, percibiéndose con ganas y juventud, quiere hacer muchas cosas más para el periodismo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También mira
Close
Back to top button