Turismo

La Ermita del Silencio: Un refugio de tranquilidad en el bosque poblano

Si buscas escapar del ruido cotidiano y encontrar un espacio de calma y meditación, La Ermita del Silencio es el lugar ideal. Ubicada en las profundidades del bosque poblano, esta hermosa ermita te brinda un ambiente propicio para la autorreflexión y la paz interior.

Con vistas al majestuoso Popocatépetl, La Ermita del Silencio te sumerge en un entorno sereno, desde su jardín hasta las habitaciones con ventanales que transmiten tranquilidad. Mientras paseas por sus espacios abiertos, apenas se escuchan los suaves sonidos de las aves y el ligero viento que acaricia las ramas.

Construida en 1980 bajo una arquitectura inspirada en los monasterios franciscanos, este lugar fue creado por Fray Jeroni como un centro de preparación para religiosas y como un espacio de meditación para aquellos que lo deseen, independientemente de su postura filosófica o espiritual.

Si la ermita no está ocupada por un grupo en retiro, los viajeros pueden tener la posibilidad de pernoctar aquí durante unas noches, siempre y cuando se mantenga el respeto y el propósito de la estancia sea la meditación.

A medida que te acercas a este santuario enclavado en la montaña del Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, una sensación de alegría y tranquilidad te envuelve. El entorno natural con pinos, oyameles, pastizales y un riachuelo te invitan a agradecer tu existencia en cada paso de este viaje único.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También mira
Close
Back to top button