ComidaMundo

Las Aguacatosas del Gómez Morín

Originario de Chichimequillas, El Marqués, Gerardo Guerrero, es cofundador de las aguacatosas, las hamburguesas más famosas y completas de todo Querétaro, su ingrediente estrella no es precisamente el aguacate, sino la carne que, además de ser 100 por ciento natural, tiene su receta secreta y siempre es del día, cosa que no encuentras en otros puestos. 

Están ubicadas en la calle Rio Arronte, número 31, atrás del Centro Cultural Manuel Gómez Morín, abren a las 5 de la tarde y cierran entre una y 3 de la mañana, dependiendo el día, los únicos días que no venden son: 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.  Hay diferentes variedades hamburguesas, hot dog y papas fritas.

La hamburguesa mega especial, es la de mayor costo, su carne pesa 280 gramos, el pan es grande, lleva mayonesa, jitomate, cebolla, jamón, queso blanco, queso amarillo, aguacate, tocino y llega a pesar hasta 800 gramos, cuesta 150 pesos, y la de menor costo es la clásica, que tiene como variante una carne y un pan más pequeño, cuesta 75 pesos. 

Gerardo aprendió a preparar las hamburguesas cuando trabajo para Don Gonzalo, un pionero del negocio aquí en Querétaro, que tenía su puesto en la esquina de Zaragoza y Allende.  De ahí Gerardo se independizó, “eso fue lo que aprendí y cuando conseguí la licencia puse el puesto” dice. Empezó en la esquina de Pasteur y Gonzalo Río Arronte, desde hace más de veinte años, se ha movido de lugar en la misma zona, hasta hace unos años, que renta el local en el que ahora está ubicado.

El nombre de las aguacatosas surgió de los propios clientes, que las nombraban así por la cantidad de aguacate que contienen y para Gerardo el éxito no solo es la receta especial de la carne, dice: “Se trata de tenacidad, de estar aquí día a día, de disciplina, echarle ganas, y que los clientes también han sabido tener paciencia, porque siempre se nos junta la gente y hay que hacer fila”.

Han sido testigo de muchas situaciones, de todo tipo, dice Gerardo, pero hay un cliente que recuerda por su peculiar forma de comer, nos narra que: “era una persona que se comía cuatro hamburguesas siempre, era un chavo grande, trabajaba en una discoteca, era como cadenero porque era grande, fornido y en una ocasión le preguntaron, ¿y qué desayunas?, contesto: un kilo de huevo y un kilo de tortillas, nos dejó sorprendidos a todos los que estábamos ese día y más porque era un cliente recurrente”.

A las aguacatosas han ido personajes, artistas, políticos, pero los más recientes, fue la visita de La ruta de la garnacha, y Dulce María, una queretana que participó en un concurso de televisión.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button